Vall d’Hebron estudiará la relación entre el colon irritable y la depresión