Un estudio sugiere que la depresión puede ser más severa en mayores