Seis de cada 10 supervivientes de un accidente cerebrovascular lucharán contra la depresión años después, según un estudio