Se estudia el principio activo de las setas alucinógenas para reducir la depresión y ansiedad en enfermos terminales