Reducir peso disminuye la ansiedad y la depresión en personas con obesidad