Realizar ejercicio físico asistido por un entrenador reduce en casi un 60% los síntomas depresivos