Rabia: uno de los síntomas más desconocidos de la depresión