Los transportadores de serotonina aumentan cuando la depresión desaparece