Las madres con depresión aumentan la probabilidad de que su hijo con TDAH empeore sus síntomas