Las chicas son más propensas a padecer depresión que los chicos