La gravedad de una depresión se podría saber con un análisis de sangre