La gravedad de los síntomas obsesivos en niños con TOC se vincula a depresión y ansiedad