La farmacoterapia, pieza clave contra la depresión en ancianos