La depresión puede ser consecuencia del mal funcionamiento de células del cerebro