La depresión podría clasificarse como una enfermedad del sistema inmune