La autocompasión, una de las claves para no caer en una depresión