Investigadores españoles avanzan en un tratamiento más eficaz contra la depresión