El ejercicio puede ser un tratamiento efectivo contra la depresión e incluso ayuda a su prevención