El ejercicio físico reduce el riesgo de futuras depresiones en los niños