El café previene la depresión y la pérdida de memoria y ayuda a gestionar el estrés