Descubren el derivado de una neurotoxina como posible tratamiento para la depresión