Confirmada la relación entre depresión y recurrencia de eventos cardíacos