El autismo puede originarse antes incluso del nacimiento