Sólo uno de cada cuatro pacientes con ansiedad está tratado adecuadamente