Optimismo y ansiedad, relacionados con la forma del cerebro