Identifican las conductas protectoras de ansiedad y depresión en el confinamiento