El tratamiento de estimulación cerebral puede mejorar la depresión y la ansiedad en adultos mayores