Es muy frecuente que en la vida cotidiana nos encontremos ante situaciones que nos generan alto nivel de ansiedad. En muchas ocasiones para las personas que lo padecen es difícil diferenciar si es una situación patológica o normal debida a ese acontecimiento que resulta muy estresante.

Es importante señalar que los psiquiatras disponemos de criterios diagnósticos para diferenciar los diferentes trastornos de ansiedad. Es muy importante que toda aquella persona que sufra una situación de ansiedad que le genere alteración de su funcionamiento normal como a nivel social, nivel laboral o nivel familiar puede pensar que la situación está yendo más allá de lo que es una condición normal debida al desencadenante y pueda demandar ayuda que lógicamente en primer lugar será a través del médico de atención primaria, en caso de que el trastorno se extralimite se derivaría a asistencia especializada.