Un nuevo tipo de electrodos puede detener el alzhéimer