Un estudio relaciona la presencia de proteína amiloide con una peor memoria