Los altos niveles de amiloide predicen el alzhéimer pre-sintomático