La estimulación magnética transcraneal podría mejorar la memoria en enfermos de Alzheimer y Parkinson