Identificada una proteína clave en la pérdida de memoria en el alzhéimer