Hallan una enzima clave para reparar el daño del ADN relacionado con la edad y el alzhéimer