Estudian la relación de una dieta rica en grasas con la progresión del Alzheimer