El consumo de alcohol en personas de mediana edad podría aumentar el riesgo de padecer alzheimer