Cataluña implanta una pulsera identificativa para enfermos de alzhéimer perdidos