Siete de cada 10 pacientes con una adicción padece también un trastorno mental, lo que se conoce como patología dual. Los científicos aseguran que las adicciones son también una enfermedad mental en sí misma, puesto que no se eligen y tienen una base cerebral igual que otras dolencias como la esquizofrenia o el trastorno bipolar. De hecho, hasta el 10% de las personas que están en contacto con algún tipo de sustancia adictiva (tabaco, alcohol, cocaína, cannabis, heroína, etc.) tiene riesgo de sufrir una adicción tal y como se ha asegurado en el I Congreso Mundial de la World Association of Dual Disorders (WADD) y el V Congreso Internacional de la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD), que se celebró pasada semana en Madrid.

Según varios estudios realizados en nuestro país, los trastornos mentales más frecuentes que cursan este tipo de pacientes son de tipo afectivo, es decir, depresión, ansiedad, trastorno del sueño, así como trastornos de personalidad, esquizofrenia o bipolaridad. “Existe evidencia científica que demuestra que además de la disponibilidad a ciertas sustancias, existen factores biológicos y genéticos que condicionan la vulnerabilidad individual a padecer algún tipo de enfermedad mental como las adicciones”, explica el doctor Néstor Szerman , presidente de la Fundación Española de Patología Dual y presidente del congreso.

Otro factor determinante en el desarrollo de ciertas adicciones es, según los profesionales, el acceso a ciertas sustancias. Así, las adicciones más frecuentes en España y en países de nuestro entorno, son el tabaco y el alcohol. “Estas dos sustancias son las más comunes entre los pacientes duales. Tampoco podemos olvidarnos que para ciertos enfermos, el cannabis o los estimulantes son muy recurrentes”, destaca el doctor Carlos Roncero, vicepresidente de la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD) y director científico del congreso. Según los profesionales, es frecuente que los pacientes consuman estas sustancias intentando aliviar o mejorar sus síntomas: “Por ejemplo, es frecuente que en estados depresivos se abuse de sustancias estimulantes. Esta situación acaba complicando el problema inicial y en muchas ocasiones evoluciona a un problema mayor o complicando el que ya existía”, enfatiza el profesor Miguel Casas, presidente de la SEPD .

La patología dual suele ser es más frecuente entre el sexo masculino. “Los hombres tienden a ser más propensos a sufrir esta condición, especialmente relacionada con el consumo de cannabis, cocaína y alcohol. En cambio, cuando se trata de adicciones a fármacos benzodiacepínicos y sustancias hipnóticas, el género femenino es más prevalente”, comenta el doctor Roncero y añade que existe cierto abuso y mal uso de estos fármacos empleándose de manera muy habitual para intentar solucionar trastornos del sueño u otras situaciones comunes.