Siete de cada diez pacientes con una adicción sufre trastornos como depresión y ansiedad