Los chicos impulsivos y las chicas con ansiedad tienen mayor riesgo de desarrollar una adicción