El mindfulness como terapia para combatir las adicciones