El consumo de alcohol superó al de cocaína entre las personas que solicitan ayuda para superar su adicción