El alcohol es la quinta causa de muerte y discapacidad en todo el mundo