Desarrollan una app que detecta trastornos psiquiátricos en adictos a sustancias