Descartan la prueba de tiroides para detectar trastornos psiquiátricos