Los pacientes con trastorno bipolar que han seguido una intervención de rehabilitación funcional muestran un mejor funcionamiento general y una mayor autonomía según una investigación en la que han participado diez grupos del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (Cibersam), dependiente del Instituto de Salud Carlos III. En el ensayo clínico multicéntrico, que se publica en British Journal of Psychiatry, se realizó un seguimiento a más de 200 pacientes con trastorno bipolar en diferentes comunidades autónomas españolas durante un año. Se observó que los pacientes del grupo de rehabilitación funcional mostraron un mejor funcionamiento general y una mayor autonomía en comparación con el grupo que sólo recibía medicación, incluso seis meses después de haber finalizado la terapia.

La rehabilitación funcional, diseñada por el Programa de Trastorno Bipolar del Hospital Clínic, de Barcelona, es una intervención grupal que tiene como objetivo mejorar el funcionamiento psicosocial de pacientes con trastorno bipolar. Ya demostró su eficacia en un estudio anterior publicado en The American Journal of Psychiatry“La rehabilitación funcional sigue siendo una de las asignaturas pendientes en el tratamiento de los pacientes con trastorno bipolar “, ha explicado Eduard Vieta, coordinador del estudio y jefe de grupo del Cibersam en el Hospital Clínic de Barcelona.

El programa está formado por 21 sesiones, distribuidas semanalmente, en las que los pacientes aprenden estrategias neurocognitivas para su aplicación en el funcionamiento cotidiano. Las estrategias están enfocadas a potenciar la atención, la memoria, la organización y la planificación de actividades, así como una mejor gestión del tiempo y resolución de problemas. Además, el programa incluye técnicas para afrontar situaciones de estrés y mejorar algunos aspectos de la comunicación relacionados con habilidades sociales. Se caracterizan por ser fácilmente aplicables a aspectos de la vida cotidiana por lo que su puesta en práctica se traduce en una optimización del funcionamiento diario de las personas con trastorno bipolar.