Los niños con TDAH que están en tratamiento tienen menos riesgo de lesiones