Un estudio coordinado por la Universidad de Navarra, certifica que los niños con TDAH sufren más caídasaccidentes golpes involuntarios que los demás. La investigación, publicada en la prestigiosa ‘Neuroscience & Biobehavioral Reviews‘, apunta que la razón se encuentra en los síntomas principales del TDAH: falta de atención, hiperactividad e impulsividad.

También destaca que el tratamiento farmacológico tiene un efecto protector frente a lesiones accidentales. En este sentido, los especialistas advierten de que la decisión de interrumpir el tratamiento farmacológico durante los fines de semana o el verano debe ser tomada con precaución por los cuidadores y facultativos y deben valorarse todos los riesgos.

Este estudio también puede ayudar a implantar estrategias educativas de prevención de accidentes en niños con TDAH. Medidas como llevar el casco cuando se monta en bicicleta o poner cierres de seguridad en las ventanas pueden prevenir de las graves consecuencias de sufrir un accidente o caída.

Los coordinadores del artículo, Gonzalo Arrondo y Maite Ruiz-Goikoetxea, compararon los resultados de estudios previos de cuatro millones de niños o adolescentes sin TDAH y 350.000 con el trastorno.