La intervención conductual reduce la necesidad de medicación en TDAH