La Generalitat acota el TDAH para evitar excesos en el diagnóstico