Estar demasiado tiempo sentado también perjudica al cerebro